Día Mundial contra el Cáncer 2019: Expertos internacionales piden medidas urgentes en pro de la detección temprana del cáncer

World Cancer Day

El Día Mundial contra el Cáncer de 2019 señala la necesidad de tomar medidas urgentes para potenciar la detección, el cribado y el diagnóstico del cáncer en sus fases iniciales con el fin de mejorar significativamente las probabilidades de sobrevivir de los pacientes con cáncer. Bajo el lema «Yo Soy y Voy A», el Día Mundial contra el Cáncer, liderado por la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), pretende incitar a las personas, a la comunidad de la salud y a los gobiernos a aumentar la concienciación pública y el acceso a la detección temprana, al cribado y al diagnóstico.

En 2018 hemos sido testigos de más de 18 millones de nuevos casos1] de cáncer en todo el mundo, de los cuales 5 millones fueron casos de cáncer de mama, de cuello uterino, colorrectal y oral que podrían haberse detectado antes y tratado más eficazmente[2]. La detección temprana, el cribado y el diagnóstico mejoran las tasas de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, a la vez que reducen significativamente el coste y la complejidad del tratamiento oncológico. Obstáculos individuales, en el sistema sanitario o a nivel gubernamental son comunes en todo el mundo e impiden que millones de personas reciban un diagnóstico temprano y un mejor tratamiento.

El doctor Cary Adams, Director Ejecutivo de la Unión Internacional Contra el Cáncer, afirmó lo siguiente: «En este Día Mundial contra el Cáncer queremos que las personas sepan que hay muchos cánceres que pueden tratarse e incluso curarse, especialmente si se detectan y tratan lo antes posible. Al detectar el cáncer en su etapa más temprana, aprovechamos esta extraordinaria oportunidad para evitar millones de muertes innecesarias en todo el mundo».

La detección temprana, el cribado y el diagnóstico mejoran las tasas de supervivencia 

A nivel global, la mayoría de los cánceres puede detectarse de manera temprana. Cuando un cáncer se detecta en una fase temprana —y se combina con un tratamiento adecuado—, la posibilidad de sobrevivir más de cinco años es mucho más elevada que cuando se detecta en una fase posterior en la que el tumor se ha extendido y la enfermedad está más avanzada.

En Estados Unidos, se calcula que solo el 15% de las mujeres diagnosticadas de cáncer de cuello uterino en fase avanzada podría sobrevivir más de 5 años. Ese porcentaje asciende al 93% si la enfermedad se diagnostica cuando el cáncer aún no se ha extendido a los tejidos cercanos[3]. Este patrón se mantiene incluso en contextos donde los ingresos son bajos. En la India, un estudio realizado en mujeres del medio rural con cáncer de cuello uterino señaló que el 9% de las mujeres diagnosticadas en fase IV podría sobrevivir más de 5 años mientras que el 78% lo haría si la enfermedad fuera diagnosticada en fase I

La detección temprana, el cribado y el diagnóstico ahorran dinero 

El diagnóstico temprano también puede reducir el coste del tratamiento. Estudios realizados en países con ingresos altos demuestran que los tratamientos de pacientes diagnosticados de forma temprana cuestan entre dos y cuatro veces menos que los tratamientos de pacientes con cáncer avanzado[5]. Un estudio realizado en Estados Unidos refleja que el ahorro obtenido gracias al diagnóstico temprano es de 26 mil millones de dólares al año a nivel nacional[6]. mientras que en otro estudio del África subsahariana y del Sudeste Asiático quedó claramente demostrada la rentabilidad de las iniciativas de intervención temprana, especialmente en los programas de cribado de cáncer de cuello uterino y colorrectal[7]. A pesar de ello, millones de casos de cáncer son diagnosticados tarde, lo que implica tratamientos caros y complejos, una menor calidad de vida y muertes que podrían evitarse. 

Su Alteza Real la Princesa Dina Mired, Presidenta de la UICC y madre de un superviviente de cáncer, afirmó lo siguiente:  «El cáncer avanza con mayor facilidad en los casos en los que se diagnostica de forma tardía. El retraso le permite extenderse y causar daños de una manera indiscutible. Por esta razón, os animo a todos a que, en este Día Mundial contra el Cáncer, os familiaricéis con los signos y síntomas de esta enfermedad y a no tener miedo de buscar ayuda inmediatamente. De la misma forma, animo a los gobiernos a que prioricen y sistematicen los programas de detección temprana y de cribado para que sea más fácil acceder a ellos, y dar a todos la oportunidad de enfrentarse al cáncer».

Barreras individuales para la detección temprana, el cribado y el diagnóstico

Existe una serie de factores físicos, psicológicos y socioeconómicos a nivel individual que pueden afectar a la detección temprana y el cribado, como son la edad, algunas pautas masculinas, sentimientos de vergüenza y miedo y una concienciación deficiente en torno a la salud.  

La edad puede influir enormemente en la capacidad de las personas para comprender y comunicar los síntomas tempranos de cáncer, lo que hace que los niños sean un grupo especialmente vulnerable. Sin embargo, los cánceres infantiles están entre las formas de cáncer más tratables; el 80% de los cánceres infantiles se puede curar si se diagnóstica y trata de forma inmediata[8]

Algunas pautas masculinas[9], junto con la acusada falta de promoción de la salud relativa a su género[10], pueden provocar comportamientos que eviten buscar ayuda, incluso cuando los hombres sospechan de forma temprana que pueden tener un cáncer. El apoyo de cónyuges y miembros de la familia ha resultado ser el factor principal que anima a los hombres a buscar ayuda. 

Los sentimientos de vergüenza y miedo, combinados con las creencias culturales y una concienciación deficiente en torno a la salud, también pueden hacer que las personas eviten solicitar atención médica o asistir a los programas de cribado. En 2018, un estudio en Reino Unido señaló que una de cada cuatro personas no solicitaría atención médica tras encontrar un posible síntoma de cáncer por miedo al diagnóstico[11]. Con el fin de cambiar estos comportamientos, las campañas de concienciación deben hacer hincapié en la importancia de realizar un diagnóstico temprano y animar a la gente a buscar ayuda pronto. En Bangladés, una encuesta en pacientes con cáncer de mama indicó que casi la mitad de los encuestados probó inicialmente un tratamiento alternativo antes de buscar asistencia médica convencional, lo que retrasó cuatro meses, de media, el diagnóstico de la enfermedad [12]. Con el fin de lograr una mayor participación en los programas de detección, es preciso que dichos programas estén adaptados a la cultura en cuestión, lo que supondría una mejora en la formación de competencias culturales del personal sanitario y un aumento en el número de educadores de programas de un determinado grupo cultural.

Barreras en el sistema sanitario para la detección temprana, el cribado y el diagnóstico 

La posibilidad de aumentar el nivel de concienciación entre médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud en cuanto a la detección temprana es real, especialmente a nivel de la atención primaria. En Reino Unido, un estudio concluyó que la mayoría de las personas presenta signos y síntomas de cáncer detectables a nivel de atención primaria el año anterior a su diagnóstico formal de cáncer[13]. Sin embargo, aun cuando un médico o facultativo sospeche de la posibilidad de un cáncer, las deficiencias en el sistema pueden impedir que se derive a dichos pacientes de forma apropiada para realizarles pruebas y establecer un diagnóstico, lo que genera retrasos en su tratamiento. Cuando los pacientes sí se derivan para realizar las pruebas diagnósticas, las limitaciones en el acceso a los servicios de patología y las tecnologías de diagnóstico pueden provocar que los servicios de salud se retrasen a la hora de ofrecer diagnósticos tempranos y tratamientos para el cáncer. Esto sucede especialmente en países de ingresos bajos, donde se observa una gran cantidad de diagnósticos en fase avanzada —solamente el 35 % de los países de ingresos bajos afirmó que los servicios de patología estaban disponibles a nivel general, en comparación con los países de ingresos altos, donde el porcentaje asciende a más del 95%[14]

Los gobiernos deben convertir sus compromisos en acciones

Como parte de su iniciativa estrella Tratamiento para todos, la UICC y sus más de 1100 organizaciones miembro, presentes en más de 170 países, instan a los gobiernos a que conviertan su compromiso de reducir la incidencia del cáncer en medidas concretas a nivel nacional. El Plan Nacional de Control del Cáncer de cualquier país debe incluir unas medidas sólidas de detección y de diagnóstico temprano, así como unas medidas concretas para la mejora de la prevención, tratamiento y cuidado oncológicos. Al poner en marcha estrategias con recursos apropiados, basadas en la prevención, la detección temprana y el tratamiento, se pueden salvar hasta 3,7 millones de vidas cada año[15].

Para mejorar la detección temprana, el cribado y el diagnóstico, y en consonancia con las directrices establecidas por la Organización Mundial de la Salud[16], la UICC recomienda a todos los gobiernos lo siguiente:

  • Que tomen medidas para reducir el estigma y aumentar el nivel de concienciación pública en torno a las señales y los síntomas del cáncer
  • Que lleven a cabo cribados y programas de detección temprana rentables y basados en la población
  • Que refuercen los mecanismos de derivación de los sistemas nacionales de salud para que se dirijan los posibles casos de cáncer a instalaciones que ofrezcan servicios de diagnóstico y de tratamiento
  • Que aumenten la inversión en las capacidades de diagnóstico.

El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director general de la Organización Mundial de la Salud, afirmó lo siguiente: «Durante muchos años el cáncer se ha visto como una enfermedad muy compleja y muy cara de gestionar. En realidad, no es así. Si no respondemos de manera contundente al cáncer, las consecuencias económicas y sociales serán astronómicas. Para ganar la lucha contra el cáncer, los países deben garantizar que los servicios para la prevención, detección temprana y tratamiento oncológico, así como los cuidados paliativos, están integrados en paquetes de prestaciones como parte de los esfuerzos por lograr una cobertura sanitaria universal».

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Te puede interesar

Guaidó llegó a Venezuela en medio de apoyo, expectativas y críticas al Estado

Las expectativas eran altas. Hace algunos días, Diosdado Cabello anunció en su programa televisivo ...

Cotiza,GNB

Cotiza, GNB, Twitter e Instagram: Todo lo que pasó este lunes en Venezuela

La mañana de hoy varios usuarios de plataformas digitales (Twitter,Instagram y Youtube), denunciaron que ...

dia del maestro hiperinflacion salario

Día del Maestro: La vocación de enseñar en hiperinflación

Una joven María Isabel Villegas arreglaba sus muñecos en filas. Cada uno sentado detrás ...