Estrés nuestro de cada día

Un familiar enfermo; salir a buscar medicinas; ver que esta en oferta en el supermercado; salir a la calle tomando todas las medidas de seguridad posible; son pensamientos y acciones a las que un venezolano se enfrenta todos los días.

Todos estos escenarios posibles fungen como estresores externos que van socavando nuestra calidad de vida, pero específicamente intervienen de forma directa en los niveles de estrés en el colectivo.

En los últimos 15 años se han acumulado numerosas evidencias clínicas y experimentales que establecen la íntima relación bidireccional que existe entre el sistema nervioso central y el inmunitario.

En el libro Inmunopatología Molecular de Gabriel A. Rabinovich ,definen el estrés como el desequilibrio que se produce en un organismo cuando estímulos físicos o psicológicos impactan en él. El venezolano, ha estado sometido a procesos de adaptación y en la configuración de ese proceso se observa un elemento en común: estrés.

La definición de estrés es muy compleja y amplia, necesariamente debe ser determinado por distintos factores como la edad, la duración del elemento estresor, el sexo y la vulnerabilidad del sujeto sometido a esta situación.Para tratar de establecer un concepto más acertado, el estrés puede ser clasificado, si se determinan condiciones como: si el estrés es agudo o crónico, si es escapable o inescapable, físico, psicológico o psicofisiológico.

Aunque Rabinovich asegura en el libro que en estudios los pacientes que presentaron supresión de la inmunidad celular fueron más propensos a padecer Cáncer, para el Instituto Nacional del Cáncer no existen evidencias suficientes para determinar que el estrés psicológico pueda ser un factor determinante en el padecimiento de la enfermedad.

“Si bien el estrés puede causar una serie de problemas físicos de salud, es débil la evidencia de que pueda causar cáncer. Algunos estudios han indicado una relación entre varios factores psicológicos y un mayor riesgo de cáncer; sin embargo, no es así con otros estudios”.

El instituto explica en su sitio web que la relación entre el estrés psicológico y el cáncer se pueden presentar de distintas maneras, por ejemplo, los individuos sometidos a grandes cargas de estrés pueden desarrollar hábitos que sí están relacionados directamente con el cáncer como, el tabaquismo o el exceso en el consumo de alcohol.

 

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Te puede interesar