La violencia que mata y daña el espectáculo deportivo

Por: Saúl Zerpa

La misma violencia que encontró a José Castillo y Luis Valbuena, fue la que desató una especie de coliseo romano en el estadio Universitario durante el encuentro entre Leones del Caracas y Tiburones de La Guaira.

 

El informe del 2018 presentado por el Observatorio Venezolano de Violencia, expone la cifra de 23.047 muertes violentas en el territorio nacional. El pueblo venezolano no es pacífico, la crisis social que se vive actualmente hace despertar una suerte de instinto visceral que lo lleva a actuar de la peor manera.

 

En la parte alta del noveno, el lanzador de La Guaira, Jorgan Cavaneiro, enfrentaba a Félix Pérez. Lanzó dos pitcheos cercanos a la espalda del bateador y en el segundo la reacción del cubano fue correr hasta el montículo, lanzar el casco al pitcher y las bancas saltaron al terreno para protagonizar lo que quizás sea la peor golpiza en la historia de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

 

la sanción emitida por la LVBP para Félix Pérez fue de cuatro encuentros y Jeffrey Báez con dos.

 

En una regla no escrita del béisbol, al momento de este tipo de reyertas todos los jugadores deben salir al terreno, a separar o a golpear pero nadie se puede quedar en el dogout, y de ser así este tipo de conducta pacífica frente a los golpes puede traer consecuencias puertas adentro en el equipo.

 

A los ojos de los fanáticos, los golpes entre jugadores de béisbol es entretenimiento, en los videos difundidos se escuchan a los fanáticos aupar a que la pelea continuara. “Dale, dale, métele” ¿Nos divierte la violencia? Existe un morbo incontrolable para este tipo de situaciones. La Burbuja del Béisbol Explotó y nuestra sociedad parece todos los días estar un poco más dañada.

 

Violencia venezolana

 

La violencia entre los peloteros venezolanos, ha llevado a varios protagonistas de la pelota criolla ante la justicia.

 

Danry Vásquez

 

En un video del año 2016, -publicado a principios de 2018- las cámaras de seguridad lograron captar al pelotero abusando violentamente de su pareja.Por este caso el pelotero fue despedido del club Lancaster Barnstormers de la Atlantic League.

 

Acá el link del video: Advertencia el contenido es fuerte

 

Francisco “El Kid” Rodríguez

 

El cerrador de los Tiburones de La Guaira, Francisco “El Kid” Rodríguez, fue arrestado por golpear a su suegro en pleno partido. Este pelotero es conocido por ser violento. Hubo varios encontronazos con personas dentro del terreno de juego, coachs y contrincantes han sido víctimas de sus ataques.

 

Miguel Cabrera

 

El primera base venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, es uno de los peloteros que se ha visto involucrado en este tipo de incidentes. En el año 2009 según la policía estadounidense, el toletero habría llegado pasado de tragos a su domicilio y comenzó a pelearse con su pareja, Rosangel Cabrera, quien llamó inmediatamente a los entes pertinentes para que la ayudaran.

 

Ugueth Urbina

 

El ex lanzador derecho de los Leones del Caracas fue acusado por el intento de homicidio de siete trabajadores de su finca en los Valles del Tuy, estado Miranda. El Ministerio Público lo acusó por “homicidio calificado en grado de frustración y de agavillamiento” en 2005.

 

El ex grandeliga de los Expos de Montreal fue condenado a 14 años de prisión y puesto en libertad condicional en 2012.

 

Estos casos indican que la naturaleza violenta de algunos jugadores de béisbol en Venezuela es el detonante de una conducta inaceptable.

 

No existe justificación alguna para estas escenas dentro y fuera de un recinto deportivo.  La excusa de los fanáticos, quienes alegan que estas peleas se dan hasta en el mejor béisbol del mundo, (perdón, entonces no es el mejor beisbol del mundo) no tienen sentido.

 

Tienen un falso concepto sobre el poder y el dinero: “soy beisbolista, gano buena plata tengo un ego gigante y hago lo que quiero, y si me tengo que matar a golpes en el terreno, no importa porque tengo plata”.

 

Los valores que le faltan a muchos peloteros son los mismos que le faltaron a los que colocaron las piedras en la carretera donde perdieron la vida José Castillo y Valbuena.

 

Los 12 millones de dólares para que la temporada se diera y todos los miles de dólares que gana cada uno de los jugadores de los equipos del Beisbol Venezolano, alcanza para invertir en educación y cultura, que es lo que más le hace falta justo ahora a Venezuela.

 

  • Mostrar Comentarios (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Te puede interesar